Educación Tecnológica
Novedades Unite al equipo Contáctenos
Inicio   Antecedentes   Programas para escuelas   Kits educativos   Actividades interactivas   Talleres para empresas
Seguinos en Facebook Linkedin Twitter
« Volver a Novedades
Redes colaborativas, creatividad y robótica especial

Educadores de escuelas especiales participaron de la capacitación ‘Juego Serio’ en la ULP. Trabajaron la interacción en grupo, entre compañeros, en red y la creatividad como puente al aprendizaje. Habrá más encuentros y acompañamiento en las instituciones.

Por MARÍA ARELLANO

Docentes y directivos de escuelas de educación especial tuvieron una nueva capacitación en la Universidad de La Punta (ULP) sobre aplicación de robótica en la enseñanza. La actividad se desarrolló el miércoles y el jueves pasado en el campus y fue la segunda parte de una propuesta que inició la semana anterior. En esta ocasión el eje fue la interacción entre pares, dentro y fuera de la institución educativa, creando así redes de comunicación. Realizaron actividades con material de robótica con la idea de estimular, además, el ingenio de cada participante.



El encuentro fue parte de “Robótica Especial”, del plan “Todos a la Robótica”, que la ULP dirige desde la Secretaría de Extensión, y que llegará a todas las escuelas primarias en paralelo con el modelo una computadora por alumno. Lego Educación dirigió el taller que apuntó al trabajo en grupo y la interacción entre compañeros, en red. “Soy un convencido de que las soluciones están dentro de los equipos de trabajo, entonces en la medida en que funcionen en la escuela, trasciendan y se formen equipos entre instituciones que pueden tener chicos con la misma discapacidad, o no, en la diversidad está el crecimiento. Mientras más gente y más recursos haya para interconectarse, las soluciones van a ser mejores, así los chicos especiales estarán más incluidos y con nuevas oportunidades”, sostuvo Martín Bergadá, director general de Lego.

Por su parte, Patricia Kistenmacher, quien también disertó en la capacitación, explicó que el taller ‘Juego Serio’ (Serius Play) implementa una metodología donde a través de las piezas de Lego se plantean desafíos. “Todo es construir con las piezas. La persona debe contar la historia de lo que construyó y esto le da la posibilidad de expresarse desde la creación que hace con sus manos, las manos activan las neuronas y como nuestro cerebro aprende en tres dimensiones el aprendizaje es permanente”, dijo Kistenmacher.

Durante la capacitación se propusieron diferentes consignas que los maestros tuvieron que representar con piezas, por ejemplo, en la consigna “la tecnología y el aula”, un docente optó por hacer una escalera con el último escalón tranparente, simbolizando que están en una etapa de incorporación de la tecnología y el escalón transparente significa que el trabajo no está terminado. En referencia a esto, la disertante señaló que es muy amplio el mundo de posibilidades de creación y reflexionó: “Algunos conocen más el ladrillito y pueden construir cosas que se parecen a una forma real, y hay otros que pueden solo combinar colores y tamaños, entonces lo que buscamos no es que el modelo sea perfecto en su forma sino en su contenido, en su valor simbólico. Todo es una manifestación del ser, si la persona toma conciencia de su expresión, el aprendizaje es más profundo”.

Kistenmacher aclaró que esta metodología no es la que se aplica en el aula, sino que sirve para abordar temas desde la planificación estratégica, innovación de productos, formulación o reformulación de equipos, entre otros aspectos, es por esto que se llama “juego serio”. La especialista comentó que esta técnica es aplicada en los grupos de trabajo de empresas, y tiene un enorme impacto en las personas, ya que han logrado dar respuesta y soluciones tanto a nivel personal como laboral. “La idea es que este grupo crezca en comunión y generen un cuerpo colaborativo, se conozcan, entren en confianza y sepan con qué cuentan. Que se forme un grupo unificado, sólido, para continuar con el trabajo que tienen después en el aula con los productos de educación tecnológica”, concluyó la experta.

La palabra de los docentes

Estela Masa de Castro está a cargo de la dirección de una escuela de educación especial para discapacitados auditivos (E.D.A.M.) en Villa Mercedes, una ONG que está bajo la tutela del Municipio de esa ciudad. “Todo es novedoso. Aplicamos un operador tecnológico dentro de lo que podría ser un juego, pero que en realidad es una estrategia para aplicar en el aprendizaje de los chicos. Pienso que significa abrir la mente hacia otras cosas, creo que podemos construir aprendizaje a través de la edificación con material robótico, y estoy segura de que los resultados nos van a asombrar”, dijo. Además agregó: “Estos son los primeros pasos para desarrollar un pensamiento científico donde el chico va a tener que plantear hipótesis, hacer razonamientos, descripciones, de esta manera van a elevar su nivel de conocimiento y su nivel de pensamiento va a ser mucho más reflexivo. Si las cosas se hacen a conciencia vamos a tener buenos resultados”.

Ariel Sosa pertenece a la coordinación pedagógica de la escuela “Un lugar en el Mundo”, de la capital sanluiseña. Rescató un ejercicio donde de manera anónima y con bloques plantearon características negativas y positivas de las personas que conforman una institución, planteando así una oportunidad de mejora. “Este ejercicio lo voy a proponer para las jornadas de reflexión que hacemos en la escuela, en lugar de usar ladrillos quizá se podría hacer de manera escrita, y así abrir varios canales, tanto en el aspecto laboral como en el compañerismo, y lograr así un mejor clima de trabajo”.

En tanto, Lorena Farías, mentora de la ULP, trabaja en el “Centro de Educación Especial Mirlo” de Villa de Merlo. Contó que el próximo martes se realizará la presentación de los kits de robótica a los chicos con capacidades diferentes. Comentó que este kit es distinto al que se utiliza en las escuelas comunes, ya que las piezas son sólo de ensamble y de tamaños grandes para su mejor manipulación, y que no incluye el área de programación. Señaló que si se obtienen buenos resultados con este equipo, en un futuro se podrá usar el maletín que posee pequeños materiales y programación. “Los mentores apoyamos a los docentes en la planificación, en el asesoramiento de material y vamos a aportar ideas a la hora de llevar el taller al aula. Me llevo muchos contactos, con las demás escuelas y a partir de ahí vamos a intercambiar modalidades de trabajo y modificar otras”, declaró Farías.

Informes: ciu@ulp.edu.ar - Tel: 4452000-6089

Fuente: ULP Digital (La Universidad de la Punta, San Luis) - 21/09/2012

Subir